Saltear al contenido principal

Graduación de Ríos

La graduación de los ríos va desde el grado I hasta los supuestamente no corribles , aunque las osadías del deporte extremo van modificando esa categorización. Los factores que influyen son la topografía, el caudal, los obstáculos que se encuentran y el desnivel.

Cuando nos referimos a grado, tambien podemos hablar de clase o nivel.

Un rápido o un tramo de río puede variar de graduación dependiendo del volumen de agua que corre. Habitualmente la relación es: más caudal = más grado. Pero existen excepciones, ya que en determinados rápidos, si el volumen de agua es menor aparecen piedras que pueden incrementar la dificultad y el peligro.

También influyen en estas graduaciones factores como la accesibilidad al río, si el tramo o rápido es encajonado o abierto, si existen puntos de evacuación, si hay buenas zonas de recuperación y descanso (flat) detrás de los rápidos o estos se encadenan, etc.

Clasificación de ríos

Grado I. Cursos de agua con pendiente casi nula y con ausencia de obstáculos. Cursos de aguas denominados aguas tranquilas. Ideal para iniciados.

Grado II. Navegación fácil, ríos amistosos para el palista. Olas pequeñas o medianas y rápidos no tan técnicos. Generalmente son ríos escuela. Ideal para iniciados donde la práctica es controlada.

Grado III. Presencia de obstáculos a sortear. Pueden tener mayor desnivel. Combinación buena de diversión y emoción que permite a cualquier palista mejorar sus habilidades. Se aconseja que cualquier kayakista iniciado vaya acompañado de un guía local.

Grado IV. Los rápidos son más violentos y exigen mayores destrezas para evitar obstáculos y peligros. Algunos movimientos de agua como los rebufos exigen mayor habilidad. Apto para palistas con experiencia.

Grado V. Rápidos grandes, violentos, técnicos y generalmente de gran velocidad a causa de un gran desnivel. Los movimientos de agua son muy violentos y continuos (ausencia de flats). No es aconsejable nadar. Aptos para kayakistas extremos.

Grado VI. Gran dificultad que no puede ser sorteada. El scouteo es indispensable y el armado de seguridad en el agua y orillas a cargo de compañeros dispuestos a accionar también. Existe controversia con el grado VI pero los límites del deporte extremo se van corriendo y por ende las clasificaciones también.

Infranqueables. Son los rápidos que no pueden ser superados sin un potencial daño físico (cascadas de mucha altura, sifones, etc.)

Volver arriba